sábado, octubre 25, 2008

Oktoberfest Und OktoberfestMuseum

Hace ya unas semanas que acabó el Octoberfest y puedo decir: ¡Yo estuve allí! Fue solo el último fin de semana, pero sirvió para hacerme una idea de como es aquello.

Bien, aquello es como un parquecito de atracciones, como una feria ¿Os acordáis de cuando vuestros padres os llevaba a las ferias, con sus autos de choque, sus escopetas trucadas, etc ? Pues el Oktoberfest es igual. O casi igual. En medio de toda esa feria existen casetas enormes, de cada una de las siete cervecerías de Munich, donde no se sirve la cerveza en cantidades de menos de un litro. Ein Mass bite. Es por esos lugares por lo que conocemos del Oktoberfest. Abren como a las ocho de la mañana y cierran antes de las once de la noche. Horario que sorprende a los españoles. Desde primera hora hay gente bebiendo, y comiendo. Bebiendo y comiendo mucho. Pero si eres español y esperas acercarte a la barra y perdite algo vas muy engañado. Ninguna de las casetas del Oktoberfest funciona así. Para consumir algo tienes que pedírselo a una camarera, o camarero. Son fáciles de identificar y no porque lleven el vestido típico, que mucha gente lo lleva, sino porque siempre van cargado de jarras y jarras de cerveza. El sistema funciona así, ellos compran la cerveza al local y luego te la venden a tí. Se quedan una diferencia que desconozco ¡Peor quién no daría una generosa propina a una de estas simpáticas señoritas, o mas bién señoras teutonas, después de un par de cervezas de litro! Vamos, que se tienen que sacar una pasta. Así, que como habréis adivinado, mientras más cervezas sirvan en cada viaje, más dinero ganarán. De ahí las imágenes de ellas, o ellos, cargando 10 o más cervezas en sus manos, o no.



La cerveza que se sirve en el Oktoberfest es una cerveza especial para eventos festivos. Una lager pero con un poco más de cuerpo y graduación alcoholica. Pero a los que les gusten las cervezas con cuerpo quizás esta no sea la suya, quizás prefieran una cerveza de marzo o Märzenbier. Todas las cervecerías las de Municha las elaboran a partir de Febrero, aunque algunas también lo hagan todo el año. Hablé de ellas en el post de la cata de cervezas bábaras y no dejaré de recordar que tenemos una mágnifica cerveza española de dicho estilo. Voll Damm

Pero si vais a Munich fuera de la época del Oktoberfest también podeis ir a sitios muy interesantes y muy cerveceros. Hay muchas cervecerías en Munich, pero la que recoje mejor el ambiente festivo quizás sea la hofbraeuhaus, en pleno centro de Munich. Yo sinceramente prefiero cervecerías más tranquilas, pero con buena cerveza y comida. Agustiner Brau. Hacker Pshorr Brau.

Si lo que quereis es emparos de la historia de la cerveza y el Oktoberfest nada mejor que el:

El museo del Oktoberfest en Munich.

Oktoberfestmuseum. Este bar-restaurante-museo se encuentra en una pequeña calle del centro de Munich, cerca de Isartor. Ver mapa.

En este lugar podremos tomar una buena cerveza Muniquesa, acompañada de un Pretzel,
cenar comida típica Bávara y lo más importante, visitar los pisos superiores donde se encuentra el museo oficial del Oktoberfest.

Quizás este sea uno de los pocos edificios que sobrevivió a la segunda guerra mundial, y entre sus paredes podemos encontrarn escenas que eran comunes hace siglos. También tenemos carteles muy viejunos sobre el Oktoberfest y souvenirs de antes de que nacieran vuestros abuelos.

Lo que más me interesó fue conocecer más de la historia de la cerveza en Munich, tanto de como se elaboraba como de sus cervecerías más famosas. Existen muchísimas cervecerías en Bavaria que cumplen la ley de la pureza, pero solo son siete (cotando por separado la Hacker y la Pshorr) las que son propias de la ciudad y por tanto participan en el Oktoberfest. Esto no fue siempre así. Al principio había muchísimas más cervecerías en Munich, pero con el tiempo, para poder competir en calidad, desaparecieron, fueron absovidas o se juntaron muchas de ellas. Había un cartel que lo explicaba en dicho museo.



La fusión de la cervecerías en Munich

A medida que la
calidad de la cerveza producida por las cervecerías individuales, las
viejas sin sistemas regulados de enfriamiento, estaban condenadas al
fracaso. Las viejas cervecerías se hicieron demasiado pequeñas y las
nuevas se desplazaron desde el centro de la ciudad hasta los almacenes
a los largo de la orilla del río Isar. Ahí, de 1850 en adelante, se
establecieron grandes cervecerías con técnicas de producción
industrial. A finales del siglo 19 Munich tenía 16 grandes cervecerías.
Como resultados de las distintas fusiones o bancarrotas este numero ha
descendido ahora a 6.

Os dejo con un vídeo sobre dicho museo y mis fotos sobre el mismo y la ciudad de Munich.


Este vídeo fue grabado en la caseta de Paulaner el último día del Oktoberfest a mediodía.

Oktoberfestmuseum
Munich City

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home